El mundo está lleno de gente talentosa y pobre.
El talento no basta para alcanzar cosas en la vida. Se necesita disciplina. Muchas son las personas que se ilusionan con mejorar su condición económica, pero nunca dan ese tan necesario primer paso. Es como cuando usted desea empezar a hacer ejercicios, la parte más dolorosa es empezar, pero una vez que usted inicia, todo se va haciendo más fácil. Algunas veces me cuesta tomar la decisión de salir a correr, pero una vez que salgo y empiezo a correr, nunca me arrepiento, por el contrario siempre termino feliz de haberlo hecho.

Eso mismo sucede en el plano económico, dar ese primer paso, a la hora de emprender un nuevo negocio o realizar nueva inversión siempre es difícil, porque detrás de cada decisión se esconde “el miedo al fracaso”. Empiezan a surgir los “y si….” Y es cuando la mayoría de las personas se quedan paralizadas y no avanzan hacia su ansiada prosperidad financiera. Pasan las semanas, las semanas se convierten en meses y los meses en años y nunca se lanzan en busca de su sueño. }
Siguen saliendo cada día a su mismo trabajo, siempre con la ilusión de que algún día su situación económica va a cambiar. Es como cuando usted tiene un Hámster y lo pone a correr en una rueda metálica, puede correr todo lo que quiera, pero no llegan a ningún lado. Romper esa barrera del miedo al fracaso y avanzar con disciplina cada día es fundamental. El primer paso para avanzar en la búsqueda de nuestras metas en lanzarnos decididamente y vencer el miedo, pero por supuesto que son necesarios otros ingredientes.
De esto estaremos hablando en el próximo artículo.