Reforma Empleo. Los diputados de la Comisión de Gobierno y Administración aprobaron una medida transitoria en el proyecto de reforma al empleo público que podría tener un súbito impacto sobre las finanzas estatales. En la última ronda de votación de mociones, la comisión aprobó una propuesta para incorporar tanto a los empleados públicos actuales como a los futuros en el esquema de salario global. El salario global consiste en otorgar sueldos competitivos por sí mismos a los funcionarios, sin necesidad de los múltiples pluses que, a lo largo de todo el sector público, desequilibran las remuneraciones entre instituciones y aumentan el gasto conforme pasan los años. La versión original del proyecto solo incluía a los futuros servidores en el nuevo esquema. Los diputados optaron por agregar a los empleados actuales al sistema de salario global, con el fin de detener el crecimiento de los pluses. No obstante, la moción aprobada incluyó un transitorio que establece lo siguiente: Los empleados que devenguen una remuneración inferior al futuro salario global tendrán la posibilidad de pasarse voluntariamente al nuevo esquema en un plazo de seis meses. Ese cambio obligaría al Estado a aumentar de inmediato los sueldos de estos funcionarios. Fuente: La Nación.